fbpx

¿Cómo calificas tu experiencia en nuestra página?

¡Gracias por tu respuesta!

¿En qué podemos mejorar?

¿Te gustaría dejarnos algún

comentario adicional? (Opcional)

ENVIAR

¡Muchas gracias!

Estamos trabajando para brindarte una mejor experiencia

Los beneficios de dejar de fumar y cómo hacerlo

Los beneficios de dejar de fumar y cómo hacerlo

Mano de persona apaga cigarrillo en una superficie.

Contenidos

En Chile, el 33,3% de la población es fumadora y según la última Encuesta Nacional de Salud del Ministerio de Salud (Minsal) son las personas entre 20 y 49 años quienes lideran este porcentaje.

 

El cigarrillo o tabaco produce consecuencias importantes en la salud, siendo las más frecuentes las enfermedades cardíacas, accidente cerebrovascular, daño en los pulmones y diversos tipos de cáncer, como el de pulmón, garganta, estómago, entre otros.

 

De hecho, a nivel mundial, cerca de ocho millones de personas mueren producto del tabaco, y la cifra podría aumentar si consideramos que los fumadores tienen más probabilidades que aquellos que no fuman de contraer un cuadro grave de Covid-19. “Fumar cigarrillo es un factor de riesgo en muchas infecciones respiratorias y aumenta la gravedad en este tipo de enfermedades, ya que los pulmones están deteriorados. Además, su consumo es un factor de riesgo importante en otras patologías como enfermedades cardiovasculares, diabetes y cáncer”, señala la especialista en tabaco e integrante del equipo de Rehabilitación Cardiopulmonar de Clínica INDISA, Dra. María Paz Corvalán.

 

La profesional menciona que la gente está cada vez más consciente de los efectos dañinos directos del cigarrillo, así como de los efectos 0colaterales.

 
 

 

¿Cuáles son los efectos del tabaco?

 

• Disminución de la densidad mineral ósea, es decir un aumento en el nivel de osteoporosis y, por lo tanto, en el riesgo de fracturas de muñeca y de cadera.

 

• Degeneración de los discos intervertebrales en la columna e incremento del riesgo de episodios de dolor lumbar.

 

• El tabaco, además, tiene un efecto negativo en la cicatrización de las heridas y en la consolidación ósea, es decir en la reparación de una fractura.

 

• Desde el punto de vista dermatológico, el humo del cigarrillo tiene un efecto deshidratador, afectando también a los fumadores pasivos.

 

• Asimismo, produce pigmentación amarilla alrededor de los dedos y, con el tiempo, se genera la “cara del fumador”, con arrugas más marcadas y una piel más grisácea, menos luminosa y más atrofiada.

 

• Además de lo cosmético, el tabaco entorpece la cicatrización de las heridas, aumenta la enfermedad vascular periférica y empeora el pronóstico del cáncer de piel, como por ejemplo del melanoma.

 

• También, tiene efectos negativos en la cantidad y calidad del sueño.

 

• Por otra parte, en el caso de las mujeres embarazadas, el tabaco aumenta los trastornos propios de esta etapa, como no tener un sueño reparador, presencia de ronquidos y somnolencia diurna. Incluso, el tabaquismo materno se ha establecido como un factor de riesgo para el Síndrome de Muerte Súbita Inexplicada de Lactante.

 

• En tanto, los lactantes y niños expuestos al humo de tabaco tienen mayor riesgo de presentar alteraciones del sueño y, muy particularmente, ronquidos.

 

Como diversos estudios y especialistas lo señalan, dejar de fumar es clave para mejorar la calidad de vida tanto de quienes fuman como de aquellos que no lo hacen. Y bien lo saben en la Organización Mundial de la Salud (OMS), que cada 31 de mayo conmemora el Día Mundial Sin Tabaco, fecha en que hace un llamado a la población fumadora a dejar el cigarrillo.

 

Consejos para dejar de fumar

 

Pero dejar de consumir tabaco no es fácil, “sobre todo en épocas de estrés social y económico como en la que nos encontramos. Además, la nicotina, una de las sustancias principales del cigarrillo, es una sustancia química que causa adicción, acostumbrando cada vez más el cuerpo a recibirla”, indica la Dra. María Paz Corvalán.

 

Sin embargo, no es imposible. De hecho, “durante la pandemia ha habido un gran número de personas que ha dejado de fumar, pero lo importante es que estas personas se mantengan sin fumar”, puntualiza la especialista en tabaco de Clínica INDISA.

 

• Fija una fecha para fumar el último cigarrillo.

• Comunica la decisión a la familia y a los amigos.

• Cambia la rutina de alimentación, prefiere alimentos sanos.

• Toma mucho líquido.

• Comienza a hacer deporte o fomenta el ejercicio.

• Limpia tu espacio, deshazte de los cigarrillos.

 

¿Cuáles son los beneficios de dejar de fumar?

 

Beneficios inmediatos

 

✔  Bajan los niveles del ritmo cardíaco y de presión arterial, que son anormalmente altos cuando se fuma.

✔  Disminuye inmediatamente el nivel de monóxido de carbono en la sangre.

✔  Mejora la circulación, se produce menos flema y paulatinamente disminuye la tos.

✔  Mejora la función pulmonar.

✔  Mejora el sentido del olfato y la comida tiene mejor sabor.

 

Beneficios a largo plazo

 

Sin importar la edad, quienes dejan de fumar tienen menos posibilidades de morir a causa de enfermedades asociadas al cigarro.

 

✔  Dejar de fumar a los 30 años: reduce en más de 90% la probabilidad de morir prematuramente por enfermedades relacionadas con fumar.

✔  Dejar de fumar a los 50 años: reduce en más de 50% el riesgo de muerte prematura en comparación con quienes siguen fumando.

✔  Dejar de fumar a los 60 años: incluso quienes dejan el tabaco a avanzada edad viven más tiempo que aquellos que siguen fumando.

 
 


Dra. María Paz Corvalán
Broncopulmonar de Clínica INDISA.

Conoce nuestro equipo médico y

reserva tu hora de broncopulmonar
Compartir en Redes Sociales
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter